Google+ Agapornix esquizofrenico: April 2014

Monday, April 14, 2014

10 cosas sobre Amsterdam

Ayer, mientras volaba de vuelta, pensaba en esto sobre la ciudad de los canales: 

1.- Hay flores all around y a nadie parece importarle ni desean destruirlas. Simplemente están, ahí, haciendo bonito.



2.- La noche es más oscura. No oscura porque haya drojas y alcohol, no, sino porque está muy poco iluminada. Tipo peli de Hichcoch. Cuesta ver, vaya

3.- La gente es alta. Rubia. Todos tienen la cara de Rembrandt. No hay mucha diversidad de rostros. Ni hay apenas fantasía capilar. Eso si, hay una gama de rubios que ni los Glossy Blonds. Y todos en la misma cabeza.

4.- No hay gordos. Será por las bicis, será por el sol o será por la dieta...pero todo el mundo es muy esbelto.

5.- La protección para evitar que te caigas a un canal es prácticamente inexistente. Así cómo la falta de empatía ante una posible colisión con cualquier vehículo a ruedas. Sea bici, coche, bus o carro. Y todo el mundo cruza por donde le brota. Como en la India pero más rubios.

6.- Se toma café. Así en general.



7.- Puedes salirte de la ciudad en cualquier momento. Del mismo modo que puedes llegar a cualquier lugar de la misma sin darte cuenta. Y siempre acabas en Damplatz. Vengas o vayas a dónde sea.

8.- Una de las cosas que más me ha gustado, obviando el canal thing stravaganza paraphernalia, es la luz del atardecer. Sí, había luz. El tiempo ha acompañado y la luz era....europea. No es la luz brillante y moruna del sur, ni la cursi y sicotrópica del Mediterráneo, es una luz...pesada, rosa, densa...europea. Muy de cuadro. Muy cursi yo también.



9.- Los restoranes. Chiquitos y molones, lo que copia Barcelona y satura Madrid, pero sin forzarlo como ambas. La distribución caótica a distintos niveles y estrecheces varias también juegan un papel importante...

10.- Y hablando de temas más gitanos. Hay wifi gratis en casi todas partes. Sí, es un tema. No digas que no.

Y lo maaaaas molón de todo: A Holanda se la pela los hipters. O al menos, me pareció que siempre han ido así vestidos. Sin conocerlos yo de nada, claro. Pero no hay rollo Brooklyn ni carnaval malasañero.

O quizás yo estaba muy tranquilo.

Enhorabuena por haberme invitado. ;)