Google+ Agapornix esquizofrenico: March 2014

Monday, March 3, 2014

Chest Hair Stravaganza o de cómo el vello conquistó el dancefloor.

Son muchas las voces que se han levantado en los últimos tiempos en defensa de la profusión capilar en los cuerpos de los señores. Sí, como en todo, hay detractores y defensores, amantes y fetichistas que no dudan en dar su opinión sobre este peliagudo asunto. 

Según mis fuentes.... a casi nadie le disgusta demasiado encontrarse "algo" en el torso del susodicho al liberarse de la camisa, camiseta, tank top o whatever he's wearing. El "algo" puede variar desde el rasurado (palabra que me horroriza porque suena como agresiva) hasta el lampiño nórdico de piel virgen por la inexistente exposición al sol. Pocos (y pocas) celebran con gusto el encontrarse el pecho de Burt Reynolds, el actor, no el bar de la serie. Y todos, sin excepción, condenan unánimemente el vello en la espalda. Sí, es como desagradable, para que lo vamos a negar. Tampoco es muy estético. 

Podríamos seguir avanzando en tan escabroso tema y bajar, del pecho, al ombligo. ¿Ombligo sin o con? Lo que se llama The Love Line. Todo en inglés suena como mejor... No, creo que haya falta explicar en qué consiste el término. Pero, por si alguien no estuvo atento en sus clases de inglés (¡), se supone que es el caminito que une el ombligo con... otras partes. No disgusta... en general y queda bastante bien... Pero, como todo, si está cuidado y tal. 

Y llegamos al tema. Si. "Ahí" que dirían los anuncios..... Tampoco hay consenso. Bien es cierto que el momento 70's-90's de libertad extrema ha quedado reducido a un grupo de puristas nostálgicos de la exuberancia capilar..... La palabra que resuena siempre es: Arreglado.... Arreglado pero informal. No sabría qué decir. 

Pero, después de este fregao en el que me he metido, sin querer, retomo lo que iba a ser el tema de esto. El Pelo en Pecho. Y, nunca hubo una explosión tal de pelopechismo que en los 70. Sí. Se lucía sin pudor y sin pena. Tanto que ser lampiño no molaba y te miraban raro...como si llevaras una Crocs... o peor. No, no se puede mirar peor que si llevas unas Crocs....

Unos ejemplos:

Andy Gibb: Se trata del hermano menor de los famosos hermanos Gibbs. No formaba parte del grupo porque decidió hacer carrera en solitario, justo a la vez que sus hermanos, lo cual, no nos vamos a engañar, le ayudaba más que otra cosa. Era como el hermano rebelde que no quiso hacer el Jackson Five....o bien que sus hermanos no le caían bien. Who Knows. La cosa es que, Andy, no dudaba ni por un segundo en lucir pechera peluda, a la mínima de cambio, en sus actuaciones, de hecho hay una en la que, directamente, podría haber salido sin nada. En plan Goa. Lovin Andy.


The Beegees: Ellos también eran fieles a la estética furry lovers. Bien de camisa abierta y melenas cardadas. Vaqueros bien apretados y voces en falsete. Una carrera musical de tropecientos años,  avalan a estos melenudos muchachos que tocaron la gloria de la música disco. Su estética: A tope de todo. Lo mismo una sudadera plateada que una camiseta sin mangas, un esmoking naranja o una camisa de chorreras, eran los 70, eran los Brothers Gibbs y molaban sin tregua.


John Travolta: En Saturday Night Fever (o Fiebre del Sábado Noche para los de ESO) John alcanza cotas de mito erótico de la época. Visto desde nuestros ojos, nadie sabe como se libraba de las palizas de los skins. El traje rosa con camisa de toile... es simplemente sublime. Seguramente, los hermanos Gibbs estuvieron detras de su estètica en la peli: Cardado, camisa abierta con pechito y, mola, el momento cadenitas de diferente longitudes con medallitas. Muy italo-latin trash. Sin duda, todo un statement del look que lo petaba en las discos.


Tom Jones: Ay, Tom. La verdad es que no soy muy fan de Tom. Quizás sólo de Delilah y alguna canción más (No, Love is in the air, no mucho) Pero reconozco que es galán de la época..... Estética estridente con bien de cuellos disparados y pretez de talla. Y pelo. Mucho. Por todas partes. Luciendo ufano y orgulloso con el bling bling de una cruz tamaño promesa de Semana Santa. 70's Delight.


Freddie Mercury: Sí, resulta incomprensible que un ser como Freddie, desde el punto de vista físico, se convirtiera en sec simbol de la época. Bien es cierto que.. en fin, cojea del ala izquiera pero... su música y su grupo molaba un montón. Por supuesto que lucía los pecho lobo de turno, quizás más discreto. Más que camisa se decantaba por las camisetas sin mangas, las que parecen de ropa interior y...el bigote. Ay, el bigote. Eso si era un bigote.


Cliff Richards. Es un tema todo él. Tanto en su carrera profesional que pasó por muchas fases, grupos, leyendas, éxitos y fracasos. Aparte de su momento "he visto la luz" que le llevó a dejar los escenarios por un tiempo porque no consideraba oportuno ser tan sepsi y provocar al personal... Un tema. En cuanto a lo que nos ocupa: Cliff no gastaba tanto pelo en pecho como pelazo en general. Muy en la onda Elvis. Pero no por ello deja de molar.


Glen Campbell: Parcialmente desconocido en nuestro país, es todo una leyenda viva en su USA natal. Ha ganado Grammys, hecho bandas sonaras de pelis de John Wayne, Oscars, programas de tele, está en el Salón de la Fama de la Música Country y demás. De hecho, incluso formó parte de los Beach Boys en su gira del 64 cubriendo una baja por enfermedad al estilo becario. Por supuesto, es digno merecedor de estar en esta lista porque no escapa a la tendencia camisa abierta con pecho al aire. Vestido de Cowboy, claro está... que cuenta el doble. Qué buen tipo tenía todo el mundo.



Neil Daimond. Sí, el también. Aquel que cantara Sweet Caroline, ese que da un poco de grima y que recuerda a Camilo Sesto, tambien se une a la tendencia capilar. Sí, aunque con menor fortuna que los Gibb o Tom Jones, Neil luce escote peludo en sus años mozos


He buscado representantes patrios de este tendencia en aquellos años, que los había, pero...existe un problema y es que...digamos que eramos un poco más recatados a la hora de salir a actuar... Siempre en chaqueta, con cuello vuelto y demás.... Aunque siempre hubo quién, salía al paso de las tendencias intenacionales...

Pablo Abraira. Uno de los más guapos cantautores patrios ever. Ojos azules, melenón rubio y bigote antiguo. Un galán con todas las letras. Lo peta con "O tu o nada" para irse desinflando hasta llegar a protagonizar la reposición del musical Jesucristo Superstar....que tampoco es nada desdeñable. La cosa es que Pablo posa camisa abierta en cuanto tiene ocasión. Atention al momento collarcitos hippilonguis.


Danny Daniel: Cantante bien baladero y con un estilo muy muy melódico e intimista. Blandito pero macho. Como eran los hombres españoles que cantaban en los 70. Danny, lucía el look setenta como el que más pero... lo que se dice pelos...pues pocos...en el pecho al menos porque, ese cardado, bien le vale un puesto en el ranking


Joan Baptista Humet. Digamos que era el auténtico cantautor, si nos atenemos a lo que la palabra significa. Siempre en busca de lo nuevo, de la última técnica, del último sonido, de la experimentación... Mantuvo durante la época en la que alcanzó su máxima fama, el catalán a la hora de cantar sus temas. Era un tema eso. Un poco canción protesta, un poco canción atormentada. Se lucía pecho..... un poco escueto, pero se lucía. 


Juan Bau. No me gusta especialmente pero sigue la estela de cantantes valencianos (¿qué pasaría en Valencia que en esta época era tol mundo de allí?...sería el Agua del Carmen). Lo peta durante los 70. Del mismo estilo que sus compis... acaba haciendo las ámerica en donde se le aplaude y respeta como el gran artista que es. Luca el look de camisa abierta más allá del decoro, que dirían en Vogue, pero...lampiño....lo compensa con una cruz oversize.... y la melena, claro. 


Juan Camacho. También Valenciano. Sólo diré una cosa...Cruz de Caravaca y dientes


Lorenzo Santamaría. Totally Gitan Look Stravaganza. Era de Mallorca... u know.



Y con el seminaked, me despido. 

Un saludo.